Carta Alberto Bezanilla

carta_alberto

“Pensando en mi proyecto de vida, estoy trabajando para hacer las cosas cada vez mejor; con mi familia, mis amigos, mi entorno cultural y mi oficio de hacer edificios.

Es mi anhelo y confío que en el futuro, las empresas Públicas, Privadas y las Personas iremos modificando nuestro comportamiento, en el sentido que cada vez existirán menos conflictos entre los intereses de las empresas, sus clientes y la comunidad.

Para ello, quienes dirigimos empresas u organismos públicos, tenemos la obligación de hacer crecer intelectual y emocionalmente junto a las personas que dependen de nuestra actividad. Lo intelectual, relacionado con la capacitación de nuestra gente, está sustentado fundamentalmente en nuestros Colegios, Institutos y Universidades.

La formación emocional, que tiene su seno en cada familia, debe contar con el apoyo e incentivo de quienes dirigimos las empresas. Sólo de esta forma lograremos una Sociedad basada en el “Progreso, Cultura y respeto al prójimo”.

Veo hoy, como Viña del Mar se proyecta junto a importantes modificaciones viales, no sólo como un lugar turístico sino también como un lugar de desarrollo y trabajo de muchas empresas. Desarrollo y Cultura, deben ir caminando de la mano hacia un Chile mejor.”